Lactancia y café, ¿puedo tomar? - Mimamami

Lactancia y café, ¿puedo tomar?

El café, un básico en la vida de muchas mamis.

Las primeras semanas o meses pueden ser duros, ya que el bebé no duerme demasiado o tiene muchos despertares, por lo que muchas mamis recurren al café.

Parece que el café no se acaba de definir. La sociedad lo ve tanto con buenos ojos como con malos. Está en un limbo entre si es bueno o no. ¿Por qué?

El grano de café tiene propiedades increíbles:

  • Puede mejorar la concentración, el estado de alerta y la memoria a corto plazo.
  • Acelera el metabolismo y, por tanto, ayuda a quemar grasa.
  • Se asocia con una reducción de la depresión y el suicidio.
  • Contiene antioxidantes.
  • Se asocia con menor riesgo de enfermedades como diabetes tipo 2, Alzheimer, Parkinson y algunos tipos de cáncer.
  • Es rico en potasio, magnesio, manganeso, cromo, prebióticos, vitaminas (B5, B2, B3) y tocoferoles.
  • Anticancerígeno.

Entonces, ¿se puede tomar café durante la lactancia?

Uno de los componentes principales del café es la cafeína. Esta no solo se encuentra ahí, sino que lo contienen también el chocolate y otras bebidas como el té, bebidas energizantes, gaseosas, etc.

La cafeína es un estimulante que altera el sistema nervioso central y en exceso puede provocar:

  • Ansiedad e irritabilidad.
  • Mareos y dolor de cabeza.
  • Dependencia y abstinencia.
  • Problemas digestivos.
  • Insomnio.
  • Aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Esta sustancia se encuentra en todos los granos de café, por lo que con medida puede ser beneficioso por lo comentado anteriormente. Y ahora profundizaremos más en esto.

Lo que ocurre es que el café que llega a nuestras casas por lo general es torrefacto, es decir, ha sido tostado a altas temperaturas (200-250ºC). Este tueste produce sustancias como la acrilamida.

Tal vez has escuchado este compuesto alguna vez asociado a algo negativo. Se trata de una sustancia que aparece al tostar el café, cuando cocinamos a temperaturas altas productos que contienen almidón, en el humo del tabaco, etc.

¿Y por qué se asocia a algo perjudicial?

Porque aumenta el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer, ya que causa mutaciones y daños en el ADN.

¿Café sí o no?

Volvamos a la cafeína. ¿Sale en la leche materna?

Sale de forma moderada, pero podría ser significativa.

Por lo que ahora que ya hemos hablado de las dos caras del café y sabemos que algo de cafeína puede llegar al bebé, podemos decir, que el café es bueno en su justa medida, ya que tiene ciertos beneficios, pero no se debe abusar por la parte perjudicial que tiene.

Una forma de quitar esa parte negativa del café sería con un café cuyo tueste sea natural. ¿Qué significa esto? Que el grano se ha secado al sol, por lo que no alcanza temperaturas tan altas y contiene cantidades más bajas de acrilamida.

Con toda esta información no se pretende alertar a nadie, sino tener los conocimientos sobre ello para poder decidir.

¿Qué se recomienda?

En caso de tomar café, consumir el de tueste natural y máximo 3 tazas al día.

En caso de superar estas recomendaciones, el bebé puede que se encuentre nervioso, irritable y tenga insomnio. Además, puede disminuir los niveles de hierro en la leche materna y producir anemia en el lactante. Por otra parte, también se asocia a niveles elevados el síndrome de Raynaud en la mami.

¿Algún tipo de café concreto?

El arábica contiene menos cafeína y menos acrilamida, por lo que sería el ideal.

No hemos hablado del café descafeinado ni del soluble.

Creo que esta información completa la anterior de forma que se cierra el círculo.

El descafeinado utiliza un proceso de extracción para eliminar la cafeína que hace que tenga más del doble de acrilamida que el que si contiene cafeína. Existe una alternativa a este tipo de proceso que es el descafeinado al agua, cuyo proceso hace que no aumente de forma tan desproporcionada esta sustancia, es más saludable.

En cuanto al soluble, no hay alternativa. La cantidad de acrilamida en este producto es más del doble. Por lo que el menos recomendado de todos por la mayor tasa de este compuesto es el soluble descafeinado.

Y de ahí, esa doble cara que conocemos del café, algunos lo ven bueno y otros como algo malo.

El café en grano o molido arábica de tueste natural tiene todos los beneficios del café con una cantidad irrisoria de acrilamida, este es el más recomendado.

¿Qué te ha parecido este post?

Me encantaría leerte en comentarios.

MIMAMAMI NEWS

Un espacio exclusivo y gratuito donde recibirás casos reales, herramientas y trucos sobre lactancia. La cara invisible, lo que no te cuentan.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Carrito
    Su carrito está vacíoVolver a tienda
    Scroll al inicio